• Espacio Setalde

Aumenta la eficiencia de tu caldera y ahorra en invierno

Es invierno y el frío se nota en nuestros hogares con una bajada de temperaturas prominente. Para combatirlo, se hace necesario contar con soluciones de calefacción adecuadas a cada hogar. Existen diferentes sistemas para lograr una temperatura confortable en tu casa, así como alternativas y trucos que harán aumentar la eficiencia de tu caldera.


Tipos de sistemas de calefacción

¿Tienes dudas? Te explicamos cuales son los principales sistemas con los que puedes mantenerte bien a gusto en tu casa:


Las calderas de condensación de gas

Estas nuevas calderas son más eficientes y sostenibles. Dotadas de las últimas tecnologías para el aprovechamiento del combustible, permiten conseguir el máximo rendimiento energético. El gas, a diferencia de los derivados del petróleo, se quema de manera limpia y produce menos emisiones. Elegir la caldera adecuada traerá beneficios en la salud y confort de tu hogar.


Bombas de calor

Las hay de 3 tipos: sistemas de aerotermia, geotermia y módulos hidráulicos. Se trata de un sistema de calefacción, refrigeración y ACS eficiente y sostenible. Mediante el uso de la energía del aire, del suelo o del agua se convierte en una alternativa ecológica y atractiva. Es una de las formas más eficientes de climatizar tu hogar de manera sostenible y actualmente se pueden lograr ahorros de hasta un 70% en tu factura.


Calefacción con aire acondicionado

Es una buena opción para zonas dónde apenas hace frío. La unidad exterior del sistema absorbe el calor a través del refrigerante, que lo convierte en líquido en su interior logrando calentar el hogar. Existe una amplia gama de unidades como las mono split y multi split de Vaillant.


Energía solar térmica

Existen 3 tipos de dispositivos: captadores, drenajes y sistemas solares. Es una energía obtenida de la luz solar, lo que la convierte en la opción más sostenible. Funciona como si de una manguera negra colocada al sol se tratase. La superficie de la manguera transmite el calor del sol al agua de su interior. Los paneles convierten así más del 95% de luz en energía. Se pueden encontrar distintos modelos, adaptados a cada necesidad.


Energía solar fotovoltaica

Cuenta con los mismos sistemas que la térmica: captadores, drenajes y sistemas solares. Se trata de modernos dispositivos de alta eficiencia con los que se transforma la radiación solar en electricidad, con las que podrás generar agua caliente y calefacción para tu hogar. Al utilizar la energía gratuita e ilimitada del sol, se reducen las emisiones de CO2 prácticamente a cero. Además, podrás combinarlos con cualquier otro sistema de calefacción Vaillant.


Fancoils

Dentro de esta gama hay cuatro modalidades: murales, de cassette, consola o conducto. En este caso, es el agua la que se utiliza como medio para aumentar o disminuir la temperatura del ambiente. Los nuevos fancoils aroVAIR son el complemento perfecto para tu bomba de calor aroTHERM de Vaillant. Esta combinación permite proporcionar la temperatura ideal a lo largo del año de una manera eficiente y sostenible.


Aumenta la eficiencia de tu caldera

Si, de entre todos los sistemas de calefacción, el tuyo se basa en la caldera de condensación, te traemos aquí una serie de recomendaciones que te permitirán conservar el confort de tu hogar optimizando el consumo.


Regula la temperatura ambiente

Por una parte, la temperatura debe ser constante, sin grandes cambios. El aumento repentino puede suponer un incremento del gasto considerable. Por otra parte, se deben tener en cuenta los horarios de las personas que residen en el hogar y regular la calefacción en función de estos. Es recomendable que se sitúe en torno a los 20º durante el día y los 18º por la noche.


Instala un termostato

Colocar un control en tu calefacción supone un ahorro energético (hasta un 13%) y una reducción económica en la factura del gas. Este aparato mide la temperatura ambiente del lugar para mantener la que sea más adecuada en cada momento. Es importante que sea programable para que se pueda activar sólo cuando sea necesario. Debe colocarse a un metro y medio del suelo y se deben evitar lugares con corrientes de aire.


Instala válvulas termostáticas en los radiadores

En consonancia con los sistemas de control de temperatura, las válvulas termostáticas suponen también un ahorro de hasta el 13% de la energía. Se instalan en la entrada de agua del radiador de calefacción y se combinan con cabezales termostáticos que permiten regularlas a la temperatura deseada.


Realiza el mantenimiento de la caldera

Es recomendable realizar revisiones anuales. Llevar un buen mantenimiento de ésta, hará aumentar la eficiencia de tu caldera de una manera considerable. Para evitar este desperdicio de energía, se debe comprobar el estado de las distintas tomas (gas, red eléctrica, entrada y salida del agua…), la del termostato y las válvulas termostáticas de los radiadores, si están instaladas.


Refuerza el aislamiento térmico

Comprobar que no existen fugas de aire en el hogar es indispensable para no desperdiciar energía y dinero. Paralelamente, tener filtraciones de este tipo podría influir en el propio bienestar de cada individuo, ya que no conseguirás una temperatura confortable e, incluso, sufrirás las consecuencias en la salud de tener corrientes de aire en casa. Si existen estas fugas, tendrás que reforzar el aislamiento térmico de suelos, techos y paredes y sellar las posibles grietas.


Con estos consejos ya estás preparado/a para aumentar la eficiencia de tu caldera. Sin embargo, si tu calefacción se ha quedado obsoleta y ha llegado la hora de cambiarla, Vaillant tiene una amplia gama de productos, tecnologías y sistemas sostenibles y económicos y en Setalde Group tenemos todos sus productos, consúltanos.


Fuente: blog Vaillant

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo