• Espacio Setalde

Cables de datos de aluminio cobreado en infraestructuras de telecomunicaciones ¿sabes que es ilegal?



Los cables conductores de aluminio cobreado (CCA) no cumplen con las normativas vigentes, por lo que no pueden ser utilizados en infraestructuras comunes de telecomunicaciones (ICT), que exigen conductores realizados 100% en cobre.

Los conductores de aluminio cobreado suelen tener un núcleo central de aluminio del 80% del diámetro del conductor y un 20% es un revestimiento de cobre que rodea al aluminio. Utilizar este tipo de cables en infraestructuras comunes de telecomunicaciones supone riesgos para la seguridad de las personas y afecta al rendimiento de las instalaciones, además de ser un uso ilegal.

En ocasiones, el empaquetado de los cables conductores de aluminio está hecho para engañar al profesional y hacerle pensar que es de cobre, pero tenemos unos cuantos recursos que nos ayudan a saber si estamos adquiriendo el material adecuado:

Categorías

El cableado estructurado debe llevar la palabra categoría en la etiqueta, caja o la leyenda de impresión del cable y está estandarizado. Es más, según la EN 50288, ningún cable cuyo conductor no sea 100% de cobre puede ser considerado cable estructurado. Si un cable CCA usa fraudulentamente esta nomenclatura, está cometiendo una ilegalidad.

Así, el cableado estructurado se clasifica por categorías que definen su rendimiento incluido en la norma internacional ISO/IEC11801 y europea EN 501173.

Marcado CE y CPR

El hecho de llevar el marcado CE no indica que cumpla con todas las normas. Contrariamente y en el caso de los cables de comunicaciones, el marcado es obligatorio en cuanto que es necesario para los productos de la construcción. Pero el marcado CE no garantiza que los cables cumplan con sus características constructivas, ni con el desempeño de sus funciones eléctricas o de comunicación.

Es más, ningún laboratorio de referencia emitirá un certificado que garantice el rendimiento de los cables de datos su estos incorporan el conductor de aluminio cobreado.

Reciclable

El cobre es el metal más reciclado del mundo, y gran parte de su demanda se suple actualmente a través del reciclaje, algo esencial en la lucha por preservar el medio ambiente, ya que el cobre es un material indispensable gracias a sus capacidades conductoras.

Por otra parte, los cables CCA no permiten reciclar su conductor, como sucede con los de cobre o aluminio puros, teniendo así un impacto malo sobre el planeta.

Impacto de la oxidación

El aluminio se oxida en cuanto se expone al aire, algo que sucede cuando se emplean conexiones por desplazamiento del aislamiento. El rendimiento del contacto de la zona oxidada se deteriorará rápidamente causando puntos calientes. Además, también afectara al rendimiento mecánico de la zona oxidada, haciendo que los CCA se rompan cuando reciben vibraciones o pequeños desplazamientos.

Alimentación a través de Ethernet (PoE)

La norma IEEE 802.3at, aumentó la corriente por conductor a 300 mA, lo aconsejado por los organismos de estandarización responsables de ANSI/TIA-568-C.2 e ISO/IEC 11801.

Al aumentar la resistencia, aumenta el impacto térmico sobre los cables CCA, agravando la preocupación sobre el so de cables equilibrados para soportar corrientes superiores a estas cifras. Si se usan cables CCA para aplicaciones PoE, este se sobrecalentará rápidamente, iniciando una retroalimentación positiva que puede provocar cambios permanentes, llegando a un punto en el que ya no se puede volver a trabajar de modo seguro, causando grandes daños a los cables adyacentes.

Deficiencias en el rendimiento

Los cables de datos CCA no tienen especificaciones sobre fuerza mecánica, pureza y resistencia, necesarias para que el cable de cobre funcione de un modo fiable en su uso previsto.

El aluminio tiene características eléctricas muy inferiores al cobre y es mucho más frágil. Es por ello que tiene límites inferiores en cuanto a flexibilidad, tenacidad y fuerza, no cumpliendo con las normativas CENELEC, IEC, ISO o ANSI.

Finalmente, los cables CCA se pueden usar en aplicaciones que nos son de datos, como los cables coaxiales, ya que permiten reducir el peso y el coste del cable. Además, el aluminio es un conductor menos eficiente que el cobre por lo que si se usan cables CCA el rendimiento de la transmisión lo proporciona el cobre, ignorando el soporte del aluminio interior.

Además, en el rendimiento de baja frecuencia, el aluminio degrada el rendimiento de los cables de cobre sólido de la categoría 5/5e. A esto también hay que añadir que al tener una resistencia eléctrica un 40% mayor que la del cobre sólido, los enlaces permanentes de los CCA no son aptos para longitudes superiores a 60m.


Fuente: Auna Distribución

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo